RUTA DEL PADRE ZEGRI

 In Testimonios

P. Zegrí, «Granada lo vio nacer, Málaga fue testigo del ocaso de su vida y del tránsito a la eternidad. Si fue Granada el suelo fértil que alimentó su primer amor y devoción a la  Virgen de las Mercedes, en Málaga este amor va a producir frutos valiosos para la Iglesia y para toda la humanidad. Allí gesta y nace su mejor obra: la Congregación de Hermanas Mercedarias de la Caridad de Nuestra Señora de las Mercedes»(Un hombre llamado Juan).